Museos, Insectarios, Parques ...




Museos.
      Institución cuyo objetivo es la conservación de todo aquello que representa la historia natural y social de nuestro planeta y de sus habitantes para el desarrollo evolutivo del ser humano.
      Se conservan colecciones de todo tipo, animales perfectamente conservados, objetos de arte, etnográficos...
      El coleccionismo ha debido de practicarse desde muy antaño y posiblemente sea una de las características que definan al ser humano.
      Fue a partir del siglo V a. de J.C. cuando se comenzaron a realizar exposiciones públicas de las colecciones y objetos almacenados. Los romanos tenían la costumbre de exponer aquellos objetos –mas bien trofeos para ellos- que expoliaban en sus conquistas. Pronto el coleccionismo de libros, estatuillas de bronce y otros objetos artísticos empezaban a coleccionarse en las casas de los patricios. Desde entonces, durante el Imperio, comenzó a consolidarse la idea de museo como lugar donde acumular, guardar y exponer los objetos. La rareza, la antigüedad, estado de conservación... fueron elementos decisivos para una colección que se exhibiera en un museo o casa particular.. Más adelante aparecería el concepto de las posiblidades educativas.
      Durante la Edad Media las obras de arte se polarizaron en aquellos objetos que tenían que ver con el culto, la liturgia, y por lo tanto eran guardados en las Iglesias. En Italia, durante el Humanismo, avanzó la idea de utilizar estas colecciones para la investigación Nuevos descubrimientos se sucedían abriendo nuevos horizontes para la ciencia y el conocimiento. Vasari, fundador de la historiografía artística, fue el primero que realizó un proyecto para la construcción de un edificio cuya exclusiva utilización sería como museo: el palacio de los Uffizi de Florencia.
      Durante los siglos XVI y XVII los reyes, la aristocracia, la Iglesia y los burgueses sobresalientes se convirtieron en coleccionistas vehementes, y se sentaron las bases de los futuros museos nacionales.
      En Holanda el coleccionismo fue obra de la burguesía, mientras que en Flandes fueron los aristócratas. En España se reunieron las colecciones más importantes de pintura. En Inglaterra, Carlos I reunió una importante colección de pintura que durante la revolución de 1648 fue lamentablemente dispersada. En Francia como en España, y otros países, el coleccionismo reforzaba el prestigio de la monarquía: su iniciador fue Francisco I.
      Hasta el siglo XVIII los museos eran exclusivamente privados. La idea de que l pueblo pudiera disfrutar de las colecciones guardas en las instituciones surgió como producto de la revolución ideológica y social de 1789. El primer museo público de Europa fue el británico (1753) y se abrió al público en 1759. El museo del Louvre por disposición del gobierno republicano (1791) y por decreto de 1793 fue abierto al público tres días de cada diez. En España, a lo largo del siglo XVIII fue desarrollándose y tomando cuerpo la idea de levantar un museo. El rey José Bonaparte publicó un decreto por el que se fundaba un nuevo museo con obras pertenecientes a colecciones privadas, religiosas y reales. El proyecto fue llevado a cabo por Fernando VII y se hizo en el palacio de Bella Vista. Posteriormente se decidió pasarlo al palacio del Prado, edificio en un principio destinado a albergar el museo de ciencias naturales.
      En Austria el primer museo público se instaló en el palacio de Belvedere (1781).
      En la actualidad prevalece la idea del museo interactivo donde el público tiene una mayor presencia como protagonista. Aparecen paralelamente en el mismo edificio salas de lectura, de conferencias... que enriquecen aún más a la Institución y a sus visitantes.


Parque de mariposas
 
Información en ...